La Secretaría Distrital de Educación plantea una ‘negociación simulada’. La ADE prepara acciones

El viernes 13 de abril se realizó la Quinta Sesión de las negociaciones del pliego de peticiones entre la ADE y la Secretaría Distrital de Educación. La principal conclusión, el gobierno de Bogotá insiste en imponer una educación sin condiciones dignas.

Por parte de la ADE fueron presentados dos puntos. El primero, la propuesta de modificación favorable de parámetros, para hacer más llevadera y en mejor condición pedagógica, la relación entre el número de estudiantes por aula, así como también el número de estudiantes atendidos por directivos docentes, docentes orientadores, trabajadores administrativos y de servicios generales.

“La respuesta de la administración, a pesar de que tienen los recursos para mejorar favorablemente los parámetros, es negativa e insiste en que los cursos continúen con hacinamiento, debido al desbordado número de estudiantes en las aulas. Una situación que se registra en todas las zonas de Bogotá”, indicó Miguel Ángel Pardo, presidente de la ADE.

El segundo punto, la defensa la educación y las conquistas con los docentes que laboran con los niños con necesidades educativas especiales en condición de discapacidad. Al respecto, la postura ante la alcaldía es que respete lo avanzado con los gobiernos anteriores.

“Sin embargo, la administración ha planteado que los alumnos serán incorporados a las aulas escolares sin tener en cuenta sus necesidades educativas, a la vez, debilitar las aulas exclusivas, que son un derecho de los niños y las niñas”, agregó Pardo.

Adicionalmente, la ADE exigió el cumplimiento con los parámetros pactados para el número de estudiantes máximo en aulas exclusivas y en aulas integradas. Pero la Secretaría también se negó a considerarlo.

El presidente de la ADE precisa, “la voluntad política del Gobierno de Peñalosa es cero. Los responsabilizamos de seguir desarrollando una educación sin condiciones dignas para niños, niñas y jóvenes. En segundo lugar, los responsabilizamos de un conflicto a escala distrital entre la comunidad educativa y el Gobierno distrital.

Seguiremos defendiendo la financiación distrital adecuada para una educación en condiciones dignas para todos y todas”.

Así las cosas, ante un contexto de una negociación simulada, donde la administración distrital llega a la mesa y ni siquiera tiene en cuenta las propuestas de la ADE, se avecina una lucha de los docentes del Distrito por la defensa de la educación pública en Bogotá.